Publican novela biográfica sobre Mercedes Álvarez

‘No soy Meche la de Juan Gabriel’ es la novela biográfica de la mujer que ayudó a Juan Gabriel a cantar en el Noa Noa

Katia Rejón
La Jornada Maya

Mérida, Yucatán
Sábado 20 de julio, 2019

Mercedes Álvarez dice que ella no es de Juárez, sino Juárez es de ella. Su historia y la de Juan Gabriel, el ícono de América están entrelazadas, pero en el libro No soy Meche la de Juan Gabriel, el escritor Fausto Lozano Lara intenta rescatar la parte que le corresponde a ella. 

Lozano explica en entrevista que Meche conoció a Juan Gabriel cuando los dos eran menores de edad pero ya se movían en la vida nocturna en una ciudad de Chihuahua. En ese entonces Juan Gabriel no se llamaba así, sino Adan Luna; ella trabajaba como prostituta y frecuentaba El Noa Noa, un bar fronterizo que después se inmortalizó en una de sus canciones más emblemáticas. 

Meche fue quien realizó las gestiones para que pudiera entrar, aunque todavía tenía 16 años, y cantar por primera vez en el salón. A partir de ahí, dice Lozano, empieza una hermandad entre ellos. “Se identifican porque habían vivido situaciones similares, eran maltratados por la sociedad, por la familia, ella era más grande que él por un año. Estaban solos en el mundo tratando de sobrevivir. Como dice: la pobreza los unió y la fama los separó”, apunta el autor.

Cuando Juan Gabriel se volvió El Divo de Juárez ella comenzó a ser una “atracción” para los fans. “Meche se vuelve ‘la de Juan Gabriel’, pierde su identidad pero ella dice ‘no, soy una persona independiente’”, aclara el escritor. 

Lozano Lara fue invitado a escribir esta historia sobre Meche y cuando la conoció supo que sería un personaje entrañable. “Aunque es muy educada, a veces tiene un carácter fuerte. Es una persona que sufrió una violación a los nueve años y marcó su vida, tuvo que atravesar muchos obstáculos, aprendió a defenderse en la calle”, afirma.

Surgieron muchos mitos alrededor de la vida de Meche por su cercanía con Juan Gabriel. En la película El Noa Noa (1980) dirigida por Gonzalo Martínez Ortega, el personaje de Mechees interpretado por la actriz Mercedes Carreño. “Ella estuvo muy involucrada en la película (…) después surgió un libro escrito por una persona que tuvo que ver con la ruptura de ella y Juan Gabriel”, explica Lozano.

Este es el primer libro del escritor que se basa en la vida real de una persona. Para escribirlo se apoyó de los diarios que Meche escribió durante 20 años, un poco como terapia y un poco porque tenía la intención de desmentir lo que se decía de ella.

“Disfruté mucho leer los diarios. Tienen una belleza literaria, escrito con sus propias palabras y sentimientos. Para el libro me concentré en contar la historia como la sentí: de una mujer inspiradora que todavía batalla pero se mantiene fuerte”, agrega.

En el libro aparece una carta de Juan Gabriel a Meche que forma parte de la ruptura definitiva de su amistad. Los fanáticos del cantante temían que ella hablara mal de él en su libro, pero Fausto Lozano dice que no es así, “ella lo sigue viendo como su hermanito”, comenta.

Mercedes Álvarez leyó el libro y el autor asegura que le ayudó a estar en paz con ella misma. “Dice que le gustó, que fue en cierta forma doloroso. Tenía miedo de la reacción de la gente por el estigma de ser prostituta, no quería que su hijo lo leyera (…) pero él le dijo que no la iba a juzgar. Cargaba con culpas porque la vida la obligó a alejarse de sus hijos, pero la gente lo ha tomado bien, ha tenido empatía y entendido las dificultades por las que pasó”, realata.

El 31 de mayo se presentó el libro en Ciudad Juárez y apenas está entrando a librerías; en Mérida se encuentra en Librerías Dante y se puede conseguir en Mercado Libre. 

“Fue un reto al que me quise aventurar, tenía nervios de no reflejar al personaje como es, de no lograr plasmar la persona que conocí. Siempre es mi preocupación el lector o la audiencia porque si no tocamos sus emociones, mi trabajo no está completo”, explica. 

Sin embargo, en las presentaciones se han topado con gente que se identifica con Meche, así que dice está “muy contento” con el resultado.